Un arma secreta para challas de papel

21 niños; los incendios y la imposibilidad de apagarlos; las inundaciones y las permanentes refacciones que ameritaba el puente que conectaba con Chocalán. Empero, entre tantos problemas, había espacio para la esperanza y la sueño con la instalación de industrias, empresas y entretenimiento. Tras el terremoto de 1906, la ciudad asumió la recuperación como un desafío para enlucir su estatus de área y para esto debía contar con instituciones, vida social, infraestructura, comercio, mayor y mejor conectividad. Vencedorí, se empezaron a reedificar las escuelas caídas, y a construir la prisión y el cuartel de policía. Este proceso si admisiblemente fue comandado por las autoridades respectivas, fue finalmente obra de la élite Específico, compuesta por familias de inmigrantes españoles adineradas, instaladas en la zona y fundamentalmente ocupadas en el área comercial que luego formarían el exclusivo Casino Español. Esta élite, así como el resto de las personas, creía que faltaba algo para que Melipilla aspirara al desarrollo que otras ciudades estaban logrando y eso tenía que ver con la vida social, la cultura Particular y los pasatiempos. Sí, existía la posibilidad de salir a excursionar en torno a el río, a los cerros y esteros, estaba la lado municipal y las retretas que tocaban en doble horario en el verano, llegaban revistas en papel desde Santiago, los circos se instalaban por semanas y las fiestas aunque mencionadas se llevaban a cabo con regularidad. Sin bloqueo, poco le faltaba a esta ciudad. La matriz cultural al principio del siglo XX 63 Durante la segunda mitad del siglo XIX, Pimiento miraba a Francia, Italia y España en materia cultural. Las tertulias hogareñCampeón en Santiago, en las cuales se recitaba, bailaba y cantaba, remitían a un patrón a imitar, a un modelo mezclado a las bellas artes y a una estética eurocéntrica que tenía en la ópera la máxima disciplina artística a seguir.

33 Carnaval de febrero. Bancal lo que Melipilla había anhelado y acertadamente lo sabía el empresario Castro, que en 1913 exhibió la adaptación fílmica de Los Miserables, la que debió ser mostrada en dos díGanador, porque Bancal muy extensa: contaba con metros de longitud y venía en un total de 25 rollos. Fue el principal filme del año, unido con Quo Vadis. Pero al parecer no todo el mundo gustaba del estado de las cosas, porque sin embargo en esta día el cartel que anunciaba la programación del teatro, sito en Plaza de Armas, aparecía destruido por paseantes que lo estropeaban. A pesar de su estrechez, igualmente la ciudad tenía otras entretenciones, conocidas tanto por los hombres del pueblo como por los de las haciendas, que concurrían a los numerosos prostíbulos ubicados en los cuatro puntos cardinales, desatando la molestia de católicos, liberales, conservadores y radicales, los que hacían sus descargos en la prensa 96. La ciudad crecía y con ella los deportes: el ciclismo y los clubes de fútbol, como el Baquedano y el Ají, surgían de la mano de clubes de tiro y box. A todos ellos se les denominaba sports. Quiénes practicaban los sports? Los sportsmans que en sus fields jugaban games. Esa era la nomenclatura de la época para las nuevas prácticas sociales provenientes de la cultura anglosajona. Entre tanto el Teatro Melipilla introducía variaciones en dos ámbitos que expandirían la popularidad del circuito: la música y los géneros. El cine mudo estaba perfectamente y Cuadro una ventana al mundo, pero el silencio podía ser evitado. En Santiago sin embargo se hacía y el Melipilla comenzó a musicalizar las proyecciones con una costado de músicos en el interior del teatro. Esto fue de total capricho, pero acarreó problemas con el precio de las entradas, que debía subir considerablemente, y con la continuidad de intérpretes que sólo excepcionalmente podían tocar.

60 en Melipilla por Sottolichio, pues de inmediato comenzó a cantar en Santiago bajo el nombre de Maruja Ravanal. Primero en Radio El Mercurio, los díTriunfador martes y viernes, y luego en el Salón Olimpia de calle Huérfanos, con la Comparsa de Ramis Clar, haciéndose percibir por todo el país gracias a las ondas de Radiodifusión Sian. Las actuaciones de Ravanal le granjearon buena crítica de la prensa santiaguina. El diario La Nación dijo que: Hace algunos díTriunfador tuvimos oportunidad de escuchar en CB 138 a la candidata que representó a Melipilla en el Concurso Miss Radiodifusión, Srta. Maruja Ravanal. Acostumbrados a apreciar las sólo discretas condiciones que reúnen varias de las postulantes a este importante concurso, nos llevamos una grata sorpresa con Maruja Ravanal, dadas sus excelentes condiciones para el apartado de la canción popular. Cumplió tres interpretaciones de canciones chilenas y lo hizo con trascendental oportunidad. Buena dicción, voz sensitiva y agradable, fueron sus principales cualidades 162. Al corto tiempo, Ravanal se convertiría en voz de radioteatros, compañíCampeón teatrales y musicales que tenían en Santiago y en las giras nacionales sus principales públicos. A tal nivel llegó la popularidad de esta naciente figura en Melipilla, que su primera presentación en el Teatro Serrano, el mismo año 1941, tuvo un desborde de manifiesto como nunca se había manido, con incidentes que terminaron con la intervención de Carabineros, vidrios rotos y un detenido delante tamaño descontrol. Con Ravanal, la aspiración por desarrollar una disciplina artística estaba instalada en la ciudad y se ampliaba a las instituciones que se iban formando.

132 pacios para desarrollar el teatro. Seguí golpeando puertas, pero con los cambios tibios, siguió todo tibio. En el mismo sentido, para Enrique Valdés, individualidad de los jóvenes que desde la resistencia cultural había trabajado a escala Específico por el retorno a la democracia, con el Centro Cultural y Asociación Pehuén, todo se empantanó en un status quo que abandonó a lo hermoso-cultural. Tuvimos que irnos para la casa, nuestra última tocata fue en una viaje al sur. Acá de gobernador quedó Jaime Jiménez y no fuimos ni agarrados para el hueveo. Se le asignaron unos fondos a la cueca, y nosotros teníamos un plan que no estaba en la ojeada de ellos, fue demasiado serio, con teatro, pintura, letras, educación, y no se abrieron las puertas como pensábamos. Aylwin estaba preocupado de otros temas que eran prioritarios con esta transición de mierda que no sabíamos si seguíamos en dictadura disfrazada o no. En este entorno, donde no había ninguna coordinación municipal por el ampliación cultural, fueron las iniciativas particulares las que tuvieron impacto en la comunidad. La Parroquia San José Trabajador 285 de El Llanura, siguió montando año tras año la obra que recreaba la pasión, homicidio y resurrección de Jesús; Eduardo Mallea desplegó al interior del Colegio Melipilla talleres de teatro y la celebración de un Festival de Bandas y Fanfarrias, con agrupaciones de Pimiento y el extranjero; y un muchacha Juan Mouras, titulado como intérprete musical en la Universidad de Ají, se asentó en Melipilla e inició, adyacente a la familia Miric, compuesta por artistas, pintores y músicos, la Camerata 285 Luego convocatoria Santa Teresa de Los Andes. de Estudios Musicales. En lugares como La Casona, la Catedral de Melipilla, y otras parroquias católicas y mormonas, se realizaron conciertos de guitarra clásica, violoncello y piano que contaron con figuras de primer nivel nacional, como la soprano Gabriela Lehman 286.

63 to. La razón estaba en que el agradecido director Doméstico José Bohr rodaba, en octubre de 1943, en la ciudad y en sus campos, la cinta Piropo del Carmen. Absolutamente toda la ciudadanía estaba enfervorizada por ver cómo se hacían las películas, cómo eran los actores y qué eran las cámaras. Amanda Labarca, creadora del argumento de la cinta, había seleccionado las locaciones melipillanas para la filmación y esto insuflaba el pecho de los locales a niveles tan exagerados como cándidos. La filmación en nuestra región de la cinta nacional Galantería del Carmen podrá ofrecer otra nueva oportunidad a Melipilla para clasificarse entre las regiones fotogénicas por decirlo Figuraí. Nuestro gloria y nuestra Medio diáfanas, nuestros paisajes vecinos de incomparable belleza, nuestros bosques con árboles seculares, son telones artísticos ofrecidos por la naturaleza al nuevo arte ( ) Una de estas tardes se filmó en nuestra calle principal una decorado que dio vida y animación al centro comercial. Los paisajes de nuestros cármenes vecinos, son admirables en riquezas de fuego y de sombras alcanzarán colorido inusitado a la cinta 168. Carlos Mondaca, Blanca Valdivia y Elena Puelma conformaban parte del nómina del filme. Ante tan buena recibo de la ciudad, accedieron a la petición de la Cruz Roja Específico para ofrecer una función en el Serrano, como forma de cobrar fondos para su causa. El equipo comandado por José Bohr acudió al perímetro sin conocer que el clima entre el patrón a cargo de la concesión y el municipio, Triunfadorí como buena parte de la sociedad y para qué afirmar la embajada de Estados Unidos, Cuadro muy malo. 168 El Labrador, 17 de octubre de A tal nivel llegó el tedio o derechamente el odio contra el italiano que, de acuerdo a su traducción de los hechos, ese día se le pidió que por favor no estuviera en la función.

Vencedorí la graficó el obra que promocionó el publicación La Constitución, titulado Deberes de la mujer cristiana, del Presbítero José Venegas, donde se le enseñaba no sólo a comportarse de acuerdo a los criterios de Cristo, sino también como compañera. Según la publicidad, Cuadro recital indispensable para la mujer católica, sea soltera, casada o viuda 60. No cualquier mujer lo podía acertar, porque el censo de 1895 daba cuenta que de los habitantes del país, solamente un 32% sabía leer y escribir. En estos tiempos de cambio de siglo y en un mundo de hombres, los teatros existentes eran dos: el Teatro Pasatiempo, de un señor de patronímico Puigcerver; y el teatro de Ricardo Cortínez, quien cercano con tener una tienda de diversos productos, asimismo contaba con dicho circuito de calle Ortúzar. Ningún poseía salvoconducto comercial para tal libranza, y eso Bancal en parte porque estos espacios de pequeñTriunfador dimensiones eran utilizados esporádicamente. Su actividad se remitía a beneficios organizados por el cura del pueblo, quien traía algunos músicos de Santiago; o por el comerciante Cortínez, simplemente para atinar antojo a una sociedad que se aburría soberanamente, especialmente en los días de otoño e invierno. La primavera y el verano eran más benignos para actividades que se hacían, principalmente, en la Plaza de Armas, rodeando el kiosco sobre el que se instalaban los músicos de la siempre carente de medios banda municipal. Cinco eran las 60 Por cierto los cánones estéticos de la mujer eran, y serían hasta los primaveras 60, tremendamente estrictos. Una carta de un Asociación de mujeres de Melipilla, publicada por El Comercio, el 1 de marzo de 1907, bajo el titulo Disfraz inaceptable, criticaba la vestimenta de una mujer proveniente de otra ciudad, que paseó por la Plaza de Armas con un traje de hombre. La misiva de este Congregación de mujeres se quejaba diciendo: Con este acto, que seguramente meditó mui poco la simpática señorita, se hizo el hazme reír de muchos jóvenes dándoles al mismo tiempo motivo para que nos juzgaran mal a todas aplicándonos calificativos que la delicadeza nos priva de lanzar

98 el resto del tiempo se dedicaban a reír, propalar chistes, zapatear cuando vinieran los jinetes en sus caballos, tomar, Absorber, desprenderse de guisa sonora de sus gases intestinales, que caían sobre los de platea en momentos de mudez. A eso de las 18 horas la función llegaba a su fin, Jorge y sus amigos bajaban de la Sala, las micros con destino a Popeta, Culiprán, María Pinto y tantos lugares se llenaban para retornar en una semana. Chile y México tenían en Melipilla la confirmación de una relación de prolongado inclinaciónío musical y fílmico. El Palace fue refrendador de festivales musicales donde la música ranchera marcaba una presencia arrolladora. Con este fanatismo, no fue raro que el divulgado se agolpara frente a la aparición del cantante Demetrio González, un gachupin arraigado de muy Impulsivo en México que para agosto de 1969, fecha de su actuación, había participado en 32 filmes y Bancal considerado uno de los más grandes cantantes de la música azteca con su voz de barítono. Unida a su simpatía va esa maravillosa voz que hacía mucho tiempo que no deleitaba a los oídos de la Familia quisquilloso. Para enero se anuncia la recepción de Arbitrio Lamarque 223, publicaba El Labrador, en el reflexivo de una día inolvidable y el anuncio de lo que sería una de las noches más iluminadas para la pequeña billete metropolitana. El Súper Show 007 La música de la Nueva Ola igualmente Cuadro un objeto de culto, llevado al paroxismo en las presentaciones de artistas tan idolatrados como José Alfredo Pollo Fuentes, Cecilia, Buddy Ri- 223 El Labrador, 6 de agosto de chard y tantos otros. La cantidad de cantantes nacionales era entrada y el mercado lo llevaba admisiblemente en un espacio donde aún cabían intérpretes extranjeros, que en variadas oportunidades venían a Ají, en el caso de los hispanohablantes.

95 había retrucado poniendo un poco más: un equipo de proyección Philips último modelo, butacas nuevas en platea y Sala, calefacción, todo para llegar al status en el que pretendía situar al céntrico edificio. El presentación de Sottolichio fue el 15 de mayo de 1969 a las 12 horas. Le correspondía reabrir el circuito que lo había visto laborar como un empleado más, luego como administrador y posteriormente como socio de Víctor Francione. A posteriori de eso saltaría a las grandes ligas del mundo del espectáculo Doméstico y Campeóní retornaba a la ciudad que lo acogió con afecto. La función de indumentaria de la reinauguración fue el estreno de La Perplejidad del día siguiente, protagonizado por Marlon Brando. Es una satisfacción para mi conservarse a tener la concesión del Gran pantalla Serrano en la ciudad donde me inicié como modesto empleado y trataré de ofrecer las mejores películas y espectáculos para las familias melipillanas en un buen teatro que sea centro artístico y cultural 221, fueron las palabras de Sottolichio aquel 15 de mayo que daba inicio a una sala donde el cinematógrafo sería el actor primordial, con películas en sintonía con la cartelera santiaguina. La ciudad agradecía la programación y una cartelera actualizada. Las chiquillas de la época gozaban con sus cintas. Rosa María González, hija del alcalde Alberto González, se solazaba largas tardes en el Teatro Serrano al que ingresaba con la credencial que su progenitor recibía por su investidura. Mi papá siempre el día domingo nos llevaba con él a sus actividades, independiente de lo que tuviera que hacer, y en la tarde 221 El Labrador, 16 de mayo de del domingo nos llevaba a la matiné del Teatro Serrano, como a las dos de la tarde.

Este proceso, a su momento, fue apresurado e influenciado por el traslado del músico eclesiástico cerca de escenarios laicos, adecuado a los cambios en la conformación músico-instrumental de la Iglesia Católica durante el siglo XIX 7. En sus inicios, estas expresiones artísticas fueron los principales consumos culturales por parte de la ciudadanía oligarca de ese entonces. El teatro estuvo concebido para un acceso exclusivo y elitista, lo cual se puede atribuir a la mayor presencia poblacional en las zonas rurales que en las urbanas; la diferenciación entre una clase incorporación, letrada, heredera de la nobleza españoleaje post-independentista, opuesta a una numerosa clase disminución de trabajadores, labradores y empleados; Campeóní como a la diferencia educacional entre singular y otro estrato 8. En cuanto espacio de socialización, los teatros fueron un factor central de la vida social, espacio del ver y encontrarse, símbolo de la representación y expresión de una identidad que se 6 Op. cit. González & Rolle, p La estructura de las capillas sufrió cambios importantes durante el siglo XIX, especialmente la capilla de la Catedral de Santiago, la cual tuvo una transformación sustancial alrededor de 1849, momento en que llegó a Pimiento un órgano de grandes dimensiones, solicitado por el arzobispo Rafael Valdivieso, desde Inglaterra, próximo con su respectivo organista. La consecuencia de ello es que se suprimió a gran parte de los músicos y cantantes que conformaban a esa plazo la orquesta, dando inicio al éxodo de los músicos profesionales que abandonaron las iglesias para trabajar definitivamente en ámbitos laicos. Al respecto revísese la publicación de: Claro Valdés, Samuel, Música catedralicia en Santiago durante el siglo pasado en Revista Musical Chilena, (Octubre Diciembre) XXXIII/ núm. 148, 1979; aún, en el último tiempo, un trabajo más comprehensivo es el de: Izquierdo, José Manuel, El Órgano Flight & Son de la Catedral de Santiago, Conclusión para optar al Grado de Magíster en Artes, mención Musicología, Universidad de Ají, Op. cit. Piña, pp

23 incluso se fueron poblando de teatros y ciudades como Quillota, Iquique, Curicó, Santo Felipe, Talca, Chillán y Concepción comenzaron a poner sus teatros de pie, replicando experiencias similares a las del Municipal de Santiago. Pero en este supramundo de la pompa operática, existía otro mundo en teatros que nacían en Santiago, donde la zarzuela, las operetas, los espectáculos de variedades se instalaban, atrayendo a un notorio permanente en actos que entendían y que los entretenían, especialmente en dos derivados de la zarzuela: el sainete y el cacharro cómico 70. Ese entendimiento, señala Piña, tuvo mucho que ver con que si admisiblemente las zarzuelas estaban influidas por la ópera italiana y la ópera cómica francesa, no tardaron en adaptarse al folklore regional y más en particular al Circunscrito, siendo protagonizadas por personajes de la calle que hablan el lenguaje del pueblo 71, llegando así a existir teatros donde sólo se presentaban zarzuelas, como el Edén y el Apolo, en Santiago. En este camino, la música y las artes escénicas ganaron en el país creadores y cultores que incidirían directamente en el incremento de la música hecha en Pimiento, en un teatro Doméstico que estaba naciendo de manera amateur y en el cinematógrafo de los primeros años, pues estaban forjando una rica experiencia en actuación, escenografía y guiones, especialmente de comedia. Todo esto sucedía en lo alto del escenario, pero los teatros no fueron espacios solamente para la representación en el prosce- 70 De acuerdo a Juan Andrés Piña, el sainete es una dormitorio breve, generalmente de un acto, de tema humorístico y animación popular, que antiguamente se presentaba a continuación de una obra seria o como final de la función.

139 1980 y 1990, ni acogía una cartelera no cinematográfica que pudiera entregar espectáculos complementarios de forma periódica, y sólo albergó esporádicamente las aunque mencionadas fiestas de atavío escolares o beneficios, hasta su definitivo candado. Apto a este proceso, ocurrió un declive de las tradicionales salas de cine en Pimiento. Si en la década de 1930 se produjo una merma de los salones que presentaban obras en vivo, adecuado a la aparición de los cinematógrafos que iban en avance, por la período de 1970 el negocio del cine comenzó a decaer, no quedando más de cincuenta salas a fines del decenio. A este problema el Estado le hizo frente mediante el arriendo de salas de cine en todo el país a través de Ají Films, cuestión que duró hasta la privatización de la empresa estatal en el año En los noventas, las salas tradicionales de séptimo arte sufrieron un nuevo revés con el desembarco de las cadenas internacionales Cinemark, Hoyts y Showcase, las que llegaron a habitar el 70% del mercado Doméstico 297. En este contexto, Melipilla no fue la excepción, asimismo se vio afectada por la crisis de final del setenta, y pero para los noventa no era novedad que el VHS y los video clubes fueran en encumbramiento, existiendo más de cinco en la ciudad. Desde luego igualmente la cercanía con Santiago y el golpe que los melipillanos podían tener a salas de séptimo arte de las cadenas internacionales hizo que el Palace cayera casi en un completo desuso. Una ocasión mencionadas y descritas todas las variables anteriores, junto a una aclaración. A todos estos factores, que emergen a la luz del estudio de casos de todos los teatros melipillanos del 297 Al respecto revísese el sitio Web Memoria Chilena.

3.2 Algunos materiales utilizados en las terminaciones Cielos pintados con esmalte al agua en zonas húmedas y losalin en zonas secas. Los guardapolvos interiores son de MDF fotolaminados. Las y puertas interiores son de MDF prepintadas. Las ventanas de PVC fueron suministradas e instaladas por la empresa Europlast S.A. La quincallería la suministró Dap Ducasse, previa aprobación de los arquitectos. pinche el link Cabe mencionar aún, que la obra contó con un Sección de Calidad; basado en la Norma ISO 9001 /2000, con permanencia fija. Éste área controló en forma documentada la recibo de todos los materiales, cada proceso, hasta su término y puesta en servicio.

20 En Caudillo, la posición de paso de energía de los interruptores automáticos que componen los tableros responde al sucesivo esquema: Interruptor conectado: manilla de accionamiento en posición en lo alto. Interruptor desconectado: manilla de accionamiento en posición abajo. Operación cibernética por condición de Defecto: manilla de accionamiento en posición intermedia. Para reconectar el interruptor es preciso, como operación previa, bajar completamente la manilla y luego levantarla hasta la posición superior. En caso que la desconexión persista, debe revisarse la instalación hasta detectar y reparar la falla. El plan pertenece a Información e Inversiones Sergio Alemparte Eirl. y fue ejecutado por la empresa Inmelep Ltda. Todo el sistema de canalización y alambrado de las instalaciones eléctricas ha sido ejecutado estrictamente de acuerdo al esquema detallado especialmente para ese objeto, y de acuerdo a todas las normativas vigentes. Todavía se ejecutaron todas las canalizaciones de las corrientes débiles del plan.

125 ma pantalla del televisor, sólo con un equipo, se podía disfrutar primero del formato Betamax y, luego, mediante el reproductor de VHS (Video Home System). El cinema se comenzó a rentar y disfrutar en casa, con una membresía en clubes de video que nacían progresivamente en la tuétano citadina. A estos espolonazos de la naturaleza y la tecnología, se sumaron los de la reconstrucción. Alvaro Gutiérrez fue el corregidor designado para encabezar estas faenas en Melipilla y poner orden en una comuna donde las ayudas nacionales se habían canalizado de forma desastrosa. Oficial de la Fuerza Aérea y heredero de españoles, Gutiérrez Bancal de la reproducción de muchachos criados en el Teatro Serrano, época en que recuerda que la entretención Cuadro el teatro, el teatro y el teatro. Nos juntábamos todas las familias de Melipilla, Bancal todo un suceso. Y a veces más que las películas Cuadro un lugar de reunión, porque se daban las conversas de los viejos a las expectativas, en los foyer, se veían, comentaban, era un lado súper agradable. El oficial de la aviación, de un carácter esforzado y poco dado a las medias tintas, tuvo entre sus primeras tareas revisar los estados financieros y el plazo de patentes. Necesitaba inyectar medios a las faenas de reconstrucción. En ese trabajo, recuerda que se encontró con serios problemas impositivos en el Gran pantalla Palace y la Radiodifusión Serrano. Cómo había sucedido aquello en el mundo melipillano? Para Gutiérrez esto se explicaba porque la principal autoridad comunal previa a su venida, el corregidor Rafael Morandé, guardaba un vínculo de amistad generosa con Massoud. Yo Bancal el caso raro, como tengo una camino de conducta ( ) él trataba de hacerse el grato de una u otra forma. Yo lo saludaba, pero hasta ahí nomás. Y empezó a hacer una campaña contra mí en la radio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *